Seleccionar página

Últimamente está de moda el mindfulness, pero ¿por qué? ¿Qué hace que sea tan necesario?

Vivimos seguramente en la época en la que hay más estímulos externos que nunca. Nuestro cerebro es adicto a la información nueva y por eso se engancha tan rápido a las alertas de nuestro móvil y a las reacciones de nuestros contactos a nuestras publicaciones en redes sociales.

Con el uso de las redes sociales sobre todo, se está perdiendo la atención. Nos cuesta seguir una película entera sin mirar nuestro móvil y eso tiene ciertas consecuencias en la manera en que aprendemos y procesamos las cosas.

No es que antes de Internet estuviésemos presentes en lo que estábamos haciendo, no nos engañemos. Nuestro cerebro, por su naturaleza, es una máquina de pensar, idear e imaginar escenarios, escenas posibles y sobre todo, catástrofes varias. Los expertos estiman que la mente humana tiene entre 60 mil y 80 mil pensamientos al día. Eso es entre 2500 y 3300 pensamientos por hora. No somos conscientes, pero están ahí.

Por eso está tan de moda el mindfulness. Entre una cosa y la otra, vivimos una vida cerebral llena de ruido, estímulos y pensamientos que realmente, no nos dejan pensar con claridad. ¿Qué puedes hacer tú (y yo) para bajar un poco esa intensidad? Hay diversos truquis que pueden funcionar, como siempre, yo te digo lo que me funciona a mí, pero la gracia de esto es que lo testees con tu propia experiencia.

La filosofía estoica ya lo dijo: Solo debemos centrarnos en el presente, que es el lugar desde el que podemos actuar. El pasado ya es un lugar al que no podemos acceder, y lo mismo el futuro, no está dentro de nuestro círculo de influencia.

Una de las herramientas que llevo meses utilizando y funciona de mil maravillas para estar más presente y de rebote, encontrar más calma es dejar de leer las noticias. Así como lo oyes. No abro un periódico digital desde hace meses. Es verdad que a veces me entran ganas de leerme El País de golpe, pero no lo hago y el resultado es una paz mental que hacía tiempo que no sentía. Realmente pienso que los medios de comunicación más que informar, desinforman. Nos llenan la cabeza con noticias parciales y poco contrastadas y nos hacen pensar que el mundo es un lugar inseguro y lleno de desgracias. Si nos creemos todo lo que nos cuentan, está claro que es fácil que el pesimismo se instale en nuestra cabeza.

En este post https://www.positivityblog.com/stay-present/ descubrí algunos tips para estar presente que creo que pueden funcionar. Aquí un pequeño resumen con mis impresiones.

  1. La primera de las recomendaciones es que hagas solo una cosa a la vez. Nos han vendido la idea del multitasking, pero spoiler alert, es mentira. Nuestro cerebro está hecho para hacer una sola cosa a la vez, incluso si eres una mujer. No estamos preparados para focalizar la atención en dos cosas al mismo tiempo, así que lo mejor sería que establecieras el foco en una cosa sola y lo des todo ahí, y cuando termines esa tarea, pases a la siguiente y así. Esta teoría está testada por Cal Newport en el libro Deep work.

  2. Hazlo más lento. Cuando bajamos la velocidad de las cosas que hacemos, sobre todo de las que hacemos automáticamente ponemos más consciencia de donde estamos y lo que estamos haciendo en ese momento. Prueba a darte cuenta cuando estás acelerada, baja la velocidad y verás como vuelves a tener presencia otra vez.

  3. Repite para tí “ahora estoy haciendo X”. Esta me encanta. Cuando estás haciendo algo, dite a ti mismo, qué es lo que estás haciendo. Por ejemplo, si te estás lavando los dientes, te dices: “ahora me estoy lavando los dientes”. Es impresionante cómo relaja tu mente esta simple frase.

  4. Minimiza lo que dejas entrar en tu mente. Sobre esto ya he hablado en otro artículo. Cuando llenamos nuestra cabeza con noticias, notificaciones en el móvil y demás basurilla virtual estamos perdiendo nuestra atención aunque no nos demos cuenta de la erosión diaria que supone. Desde que dejé de leer las noticias hace algunos meses me siento más relajada y más presente. Puedes empezar por limitar las horas en las que haces uso de estas potentes herramientas, vas a ver la diferencia, ¡pruébalo!

  5. Otro tip es decirte “no, no no”, cada vez que notes que tu mente se va a pensar solita a otros mundos donde no estás. Me gusta casi más la versión de Borja Vilaseca. Él dice que hay que decirse “CHEEEEEEEEE”, así gritando y todo, cuando veas que tu mente se va por ahí de paseo.

  6. Una cosa que para mí ha marcado un antes y un después es el add-on de escritorio Posture Minder. Puedes setearlo para que te recuerde que tienes que cuidar tu postura cada 15 minutos. Yo aprovecho ese recordatorio para respirar profundo y volver a mi momento presente, en caso de que mi mente haya viajado a otros mundos.

 

Seguro que hay muchas más cosas, pero si empiezas a meter cosas de estas poco a poco y de forma constante, puedes volver a recuperar nuestro más preciado bien, la atención y estar presente en el momento.