Seleccionar página

Me he propuesto leer 52 libros en un año, y yo creo que tú también puedes.

Me encanta leer. Desde que era pequeña devoraba todo lo que caía en mis manos. En mi clase de primaria había un cuadro con los libros que se iba leyendo cada uno, y el objetivo siempre era ganarle a Avelino, seguramente el niño más nerd de mi clase. La batalla siempre estaba entre 3 ó 4. Era realmente el enemigo a batir.

Después de los retos de la primaria yo seguí leyendo libros, sobre todo en la biblioteca de mi pueblo. Leía cómics y también novela. Me gustaba elegir los libros por la portada, ese era mi criterio de elección. Portada bonita, pa la casa. Más o menos era eso.

La cuestión es que pasó el tiempo, me enamoré de mi profesor de literatura (¿a quién no le ha pasado?) y también del de filosofía (¿a quién no le ha pasado?) y seguí leyendo libros como si no hubiera un mañana. Mi tía justo se acababa de comprar una colección de clásicos de la literatura de esos que hacen bonitos, encuadernados en cuero. Me acuerdo del olor al abrir los libros… un placer.

El truco para leer muchos libros es buscar momentos “tontos” y aprovecharlos para leer. Ale, qué trucazo, eh? Pensaréis que me he esforzado muchísimo en este pensamiento, y tenéis cierta razón. Es una de esas cosas tontas que se dicen, pero que al hacerlas te das cuenta de la verdad estaba justo ahí al alcance de tus dedos sin darte cuenta.

Si vas leyendo en esos ratos que estás mirando el móvil sin sentido, haciendo scroll en Instagram te darás cuenta de que al final del año metes una buena cantidad de libros en tu saca.

Una de las claves es ir dejando libros en lugares estratégicos de tu casa. Por ejemplo, yo tengo un libro en el cuarto de baño, así que cuando voy siempre lo cojo y leo al menos una o dos páginas. Tambien tengo varios en la mesa del salon, la que hay delante de la tele. Lo hago para recordarme que antes de enchufarme a Netflix, tengo unas alternativas de lectura.

La idea de leer más es proponérselo y optimizar el entorno para que sea así. Si por ejemplo cuando llegas a tu casa de trabajar te dan tentaciones de ver Netflix, esconde el mando de la tele para que te sea más difícil llegar y enchufarla. Al mismo tiempo, pon libros en lugares visibles que te den una alternativa, que en realidad sería el hábito al que tú quieres llegar, leer más.

Esto sirve para los libros y para la vida en general. Si creamos hábitos automáticos, en los que no haya que pensar, tenemos muchas más posibilidades de cumplir nuestros objetivos que si tenemos que decidir cada vez cuando hacer algo. A esta fórmula se le llama en inglés “IF … THEN …”

Esto sería así: SI voy al baño, ENTONCES me leo una página del libro.

SI me siento en el sofá ENTONCES en vez (o antes) de encender la tele, leo dos páginas de un libro.

Es importante que elijas libros que te motiven y en los que creas que vas a aprender algo (si esa es tu intención) o que te guste la temática que tocan. Si no tienes motivación por leer, difícilmente la vas a encontrar en un libro que no te gusta. El otro día escuché un consejo de Ramit Sethi, el autor de “I will teach you to be rich” sobre los libros que él compra. El consejo venía a decir que cuando tiene dudas sobre si comprar o no un libro, siempre lo compra. Según su idea, solo con que el libro te de una idea nueva o te habrá una posibilidad que tú no habías pensado, merece la pena la inversión.

Últimamente yo hago lo mismo y siempre que dudo entre leer un libro o no, elijo leerlo. Lo que es verdad es que intento ir a coger el libro a la biblioteca.

Otra de las cosas que estoy probando últimamente es el speed reading. Es una técnica para duplicar o incluso triplicar tu velocidad de lectura. Cuando iba al cole, los viernes por la tarde había clase de lectura. Yo no lo sabía, pero esa clase era de speed reading. El profesor nos cronometraba el tiempo en el que leíamos un fragmento y luego nos hacía preguntas sobre lo que habíamos entendido. No sé si es porque me picaba o qué, pero desde siempre he leído muy rápido y ahora quería mejorar esa destreza, así que estoy haciendo el curso de Udemy de Speed Reading. Por ahora no he obtenido muchos beneficios, pero es verdad que no estoy siendo todo lo constante que debería en el curso. Os dejo aquí el enlace por si lo queréis consultar: https://www.udemy.com/become-a-superlearner-2-speed-reading-memory-accelerated-learning/learn/v4/content

Este año, como decía antes, me he propuesto leer un libro a la semana. Si tienes curiosidad por saber qué libros estoy leyendo, te dejo un link a mi perfil de Goodreads, donde puedes llevar un recuento de los libros que lees, con rating y opiniones de otros usuarios o las tuyas propias. Si vas en serio en esto de leer, te lo recomiendo. https://www.goodreads.com/review/list/23069087

Dale fuerza a tu cerebro y empieza a leer con pasión, ¡no te arrepentirás!